Las falsas denuncias, una forma de maltrato

Home / Actualidad / Las falsas denuncias, una forma de maltrato

En nuestro blog Hombres Maltratados hacemos una reflexión sobre las falsas denuncias que se interponen a hombres por parte de sus parejas o exparejas.

Los hombres maltratados no son sólo aquellos que sufren amenazas o violencia física, también son aquellos a quienes sus parejas o exparejas interponen una denuncia falsa, ya sea por supuestos malos tratos o por violación, para intentar sacar un beneficio económico o para utilizarla como “arma arrojadiza” en un proceso de separación. Esta semana hemos conocido dos casos de deportistas de élite a quienes habían interpuesto sendas denuncias por violación y que han sido absueltos de los cargos imputados.

El primer caso es el de Ched Evans, ex delantero del Manchester City, quien fue encarcelado injustamente por una falsa denuncia de violación. Evans fue denunciado en 2011 por una joven que, después de haber mantenido relaciones sexuales consentidas en un hotel de la localidad galesa de Rhyl, interpuso una falsa denuncia por violación. El caso fue llevado a juicio, condenando a Evans a 5 años de prisión. El futbolista pasó la mitad de su condena encarcelado y en 2014 pudo salir de prisión. El 4 de octubre de este año se retomó el juicio, absolviendo a Evans de todos los cargos. El jugador ha podido retomar su carrera en el Chesterfield, un equipo de la Ligue One (tercera división), donde debutó hace unos días y fue recibido con aplausos.

El segundo caso que hemos conocido esta semana es el de Derrick Rose, jugador de los New York Knicks. La denuncia la interpuso su ex pareja, quien le acusó de una falsa violación y le pedía como indemnización 21 millones de dólares, justo la cantidad que el jugador se va a embolsar esta temporada por su nuevo contrato. La joven tardó 2 años en denunciar, algo que resultó sospechoso al jurado, que tras 4 horas de deliberación declaró no culpable al jugador de la NBA.

Las falsas denuncias son muy graves, ya que pueden llevar a una persona inocente a perder su trabajo, arruinado su carrera profesional, o incluso a pasar parte de su vida en la cárcel. En caso de ser víctima de una falsa denuncia, es importante contar con los servicios de un experto, que se encargará de asesorar en todo momento.