El maltrato psicológico en el abuso masculino, la violencia invisible

Cuando en nuestro entorno cercano surge un caso de maltrato, sea masculino o femenino; suele ser cuando las pruebas ya son palmarias. Un ojo morado, marcas de golpes por el cuerpo, conducta obviamente errática y un alto nivel de miedo o inseguridad hacia todo. Cosas evidentes que todos podemos ver, pero que son solo la punta del icerberg. Porque existen muchas fases previas, como el maltrato psicológico.

El rechazo social a los hombres maltratados es una capa más del maltrato psicológico

El rechazo social a los hombres maltratados es una capa más del maltrato psicológico

Generalmente, la parte maltratadora de la relación comienza con cosas pequeñas; fácilmente perdonables. Por ejemplo, obligar a sus parejas a avisar cuando salen del trabajo; para poder contabilizar cuanto tardan en volver a casa. Que informen de con quien salen o si se retrasan en hacer algo. O que lleven a cabo las tareas de la casa pese al nivel de cansancio que tengan.

Luego, una vez se constata que el maltratado acepta todas estas imposiciones aparentemente inofensivas y arbitrarias; se da un paso más allá. Se prohíben ver a amigos, familia o compañeros de trabajo. Se pide información constante de lo que se hace, donde y con quien se hace; como un afterwork con compañeros. Y se moldea la opinión para que maltratadora y maltratado piensen igual o que el maltratado no exponga su opinión sobre ningún tema.

Desde aquí, se suele dar el salto al abuso físico y es cuando las señales se hacen evidentes. Pero hasta ese punto, se despliega toda una presión individual que puede llevar meses o incluso años sucediendo inadvertidamente.

Sin embargo, como sucedía antaño también con las mujeres; y sigue sucediendo aunque por suerte podemos ver una tendencia de desaparición lenta pero constante; los hombres maltratados deben luchar contra el rechazo social. Si creamos una sociedad en la que los hombres siempre ocupan de forma natural las situaciones de poder; generamos una narrativa de masculinidad y rechazo al hombre maltratado. Eres menos hombre si eres víctima

Cuando existe falta de apoyo e incluso rechazo, añadimos una nueva capa de presión psicológica. Y volvemos todavía más tortuoso el camino de estos hombres maltratados. Cuando se presenta un caso de maltrato, en Patón y Asociados, tratamos no solo de dar una ayuda legal experta; sino también el apoyo y comprensión que brillan por su ausencia en nuestra sociedad. Porque ayudar a un hombre a salir de su infierno particular

Recommended Posts