El maltrato en hombres adolescentes

Home / Blog de Patón & Asociados / El maltrato en hombres adolescentes

Desde hace uno tiempo, vemos cómo los preadolescentes y adolescentes tienden a repetir los errores cometidos por los adultos en materia de violencia doméstica. Para esta generación, los gritos o los celos son una forma de demostrar el amor hacia su pareja, llegando a creer que si no se sienten celos no están realmente enamorados. Esto produce maltrato entre hombres adolescentes que, como explicamos hace unos días en nuestro blog de Hombres Maltratados, muchas veces son los grandes olvidados.

Aunque se tiende a pensar que en esta franja de edad el maltrato no debería estar presente, ya que las relaciones son cortas y no existen cargas familiares, son muchos los varones que se ven afectados. El tipo de maltrato que se suele dar hacia los hombres más jóvenes por parte de sus parejas suele consistir en chantajes emocionales, control de redes sociales y, por supuesto, de los teléfonos móviles, llegando a prohibir tener determinadas amistades o seguir actrices, actores o cantantes en las redes. En algunos casos, la violencia impartida hacia los hombres más jóvenes puede incluso ser física.

En unas edades tan tempranas y fundamentales para la formación del carácter y la personalidad, se debe impartir una buena educación a los jóvenes para que sepan solucionar los conflictos con sus parejas, para que no cedan a chantajes y tengan claro que su intimidad debe ser respetada.  Sin una buena educación hacia el respeto, estos jóvenes no serán capaces de darse cuenta de que están siendo maltratados y no podrán denunciar públicamente que están sufriendo una situación de malestar físico o psicológico, que puede llegar a convertirse en diversos tipos de trastornos.  Un chico maltratado durante sus primeros noviazgos muy probablemente se convertirá en un adulto que no sea capaz de ver los síntomas del maltrato y que además lo consienta.

Algunas de las recomendaciones que hacemos para no estar sometidos a la pareja  y poder mantener una relación sana y sin maltrato son:

  • No olvidar que se debe respetar la intimidad de cada persona.
  • No ceder a chantajes emocionales.
  • No confundir nunca el amor con los celos.
  • Nunca dejarse insultar ni menospreciar por parte de la pareja.
  • No dejarse dominar.

Ante el primer síntoma de que estás siendo maltratado por tu pareja, avisa a un adulto, ya sean tus padres o profesores para que te ayuden. ¡No estás solo!