ABOGADO SUSTRACCIÓN DE MENORES

El secuestro parental es cada vez más frecuente en situaciones de separación o divorcio: padres o madres que deciden tomarse la justicia por su mano y secuestrar a sus propios hijos para evitar que el otro progenitor los vea o esté con ellos.

Son situaciones muy angustiosas para los padres, que en ocasiones pasan semanas o incluso meses sin saber de sus hijos, o al menos sin poder verlos ni estar con ellos.

Afortunadamente hay varias fórmulas que nos permiten recuperar a los menores, e incluso acusar por delito de secuestro contra el padre que así ha actuado, siempre que previamente hubiera una resolución que atribuyera a uno de ellos la guarda y custodia.

p6

QUÉ HACER SI…

La gravedad de un secuestro parental difiere mucho si es nacional o internacional. Hay quienes simplemente no le dicen al otro progenitor dónde están los niños ni le permite ver a los menores, pero sabemos que no hay riesgo de sustracción, pero hay otras veces y fundamentalmente cuando uno de los progenitores es extranjero, donde hay riesgo de que se los lleve fuera.

Si un progenitor se lleva a los niños de España la manera de recuperarlos dependerá mucho a su vez de qué país se trate, porque España tiene a través del Convenio de La Haya posibilidad de recuperar con relativa facilidad a menores de algunos países, por ejemplo del espacio Schengen.

En cualquier caso siempre que hay un secuestro de menores por parte de uno de sus padres es muy importante actuar con absoluta rapidez, pues las autoridades tienen mucha mayor capacidad de respuesta cuanto antes tengan conocimiento del secuestro.

p7

EJEMPLOS DE SUSTRACCIÓN DE MENORES

1

Mi mujer me acusó por malos tratos pero no le dieron la razón, y hasta nos dieron la custodia compartida de los niños. Ahora se los llevó en verano y no me los ha devuelto, ni me ha dicho dónde están, ni sé nada de ellos.

2

La madre de mis hijos es de un país de la Unión Europea, y cuando se llevó por las vacaciones de Navidad a los niños decidió no volver a España, sin avisarme previamente ni decir nada en el colegio.

3

Hace diez días que no sé nada de mis hijos, se los entregué a mi exmarido para el régimen de visitas y ni me los ha devuelto ni me coge el teléfono ni nada. Hemos tenido problemas entre nosotros, pero nunca había hecho algo así.

SI ESTÁS VIVIENDO ESTE TIPO DE SITUACIONES, NO LO DUDES

Confía en Patón & Asociados