ABOGADO PATRIA POTESTAD

Los progenitores tienen un conjunto de derechos y obligaciones respecto de sus hijos menores que no se terminan por el hecho de separarse o divorciarse: tienen obligación de alimentarlos, de cuidarlos, de llevarlos al colegio, deben administrar sus bienes, etc.

Todo ello deben hacerlo siempre pensando en sus hijos y procurándoles su bienestar presente y futuro, tanto en el caso de que sus progenitores vivan juntos y tengan una buena relación como si se han divorciado o separado.

Es evidente, no obstante, que cuando los padres se han separado la relación entre ellos puede no ser buena y lamentablemente hay ocasiones en que los padres no consiguen ponerse de acuerdo en cosas tan importantes como a qué colegio llevar a los niños o si deben hacerse o no una prueba médica. Para esos casos se puede pedir autorización a un juez.

p6

QUÉ HACER SI…

Cuando existe una diferencia de opinión en un tema fundamental para la educación o el desarrollo de un hijo lo más importante es intentar ponernos de acuerdo con el otro progenitor. Pero si no es posible y entendemos que aquello que nosotros queremos es bueno para nuestro hijo, podemos pedírselo al juez con una demanda sobre patria potestad.

Por ejemplo si considero que para nuestro hijo puede ser bueno ir a un colegio bilingüe, o a uno que esté más cerca de casa, o a uno con determinados valores religiosos, y no consigo llegar a un acuerdo con el otro progenitor, el juez podrá otorgarnos la posibilidad de decidir siempre que nuestra pretensión sea más razonable que el rechazo del otro progenitor.

Lo mismo con cuestiones médicas: si considero que mi hijo debe ir a un psicólogo, que debemos cambiar de pediatra o que es mejor que le hagan una determinada prueba médica el juez podrá autorizarnos en exclusiva a tomar una decisión médica concreta o todas las decisiones médicas futuras si cree que la negativa del otro progenitor carece por completo de sentido.

p7

EJEMPLOS DE DECISIONES DE PATRIA POTESTAD

1

Yo tengo la custodia exclusiva de mi hijo y por trabajo me tengo que cambiar de domicilio. Así que necesito elegir un nuevo colegio para el niño pero el padre se niega.

2

Cuando estábamos casados siempre hablamos de que cuando el niño cumpliera 6 años lo llevaríamos a un colegio bilingüe. Pero ahora que los va a cumplir la madre se niega a cambiarlo de colegio.

3

Mi hijo no ha llevado bien la separación y a mí me gustaría que fuera a un psicólogo para que le ayudara a superar este bache, que le está empezando a afectar en los estudios. Pero la madre se niega a pesar de que la profesora del colegio nos ha dicho a los dos que le vendría muy bien un poco de ayuda.

SI ESTÁS VIVIENDO ESTE TIPO DE SITUACIONES, NO LO DUDES

Confía en Patón & Asociados