ABOGADO IMPAGO DE PENSIONES

Cuando a uno de los dos progenitores se le impone la obligación de pagar una pensión de alimentos a sus hijos o una pensión compensatoria a su anterior cónyuge y no cumple con ello, puede cometer un delito de abandono de familia.

La obligación de alimentar a nuestros hijos es absoluta y se mantiene tras el divorcio, por lo que en caso de incumplimiento del pago de las pensiones de alimentos el Código Penal tiene una respuesta muy severa: en el momento en que el progenitor deja de pagar dos meses seguidos o cuatro alternos comete el delito, que está castigado con penas de prisión.

p6

QUÉ HACER SI…

Ocurre con frecuencia que la pensión de alimentos impuesta por una sentencia o incluso acordada en un convenio pudo cumplirse durante un tiempo pero que después de que cambien las circunstancias ya no se puede cumplir. El caso más evidente es el de la persona que se queda sin trabajo.

En ese caso lo más importante es actuar con absoluta rapidez para evitar problemas penales con este delito. Muchas veces la mejor solución es solicitar una modificación de medidas para rebajar la pensión de alimentos, pero también puede bastar una negociación con la parte contraria.

Lo que en absoluto podemos hacer es dejar de pagar sin dar una explicación inmediata de los motivos, ni tampoco ampararnos en haber perdido el trabajo para dejar de pagar tanto como podamos. No lo olvidemos nunca: las pensiones de alimentos son para nuestros hijos, y una vez divorciados o separados seguimos teniendo con ellos las mismas obligaciones.

p7

EJEMPLOS DE DELITO DE IMPAGO DE PENSIONES

1

Me pusieron una pensión demasiado alta y no puedo pagarla, sobre todo porque mi mujer no se gasta el dinero en los niños sino en ella. Como me parecía injusto no pagué la pensión y ahora me acusan por un delito de impago de pensiones.

2

Cuando me echaron del trabajo hablé con mi mujer porque ya no podía pagar la misma pensión y ella me dijo que lo entendía, que no pasaba nada. Pero cuando pasaron tres meses sin pagar ella me denunció por impago de pensiones porque no dejamos nada por escrito.

3

Me acusaron de impago de pensiones pero me absolvieron porque pude demostrar que aunque no pagué toda la pensión siempre pagué lo máximo que me fue posible y que me quité de todos los gastos antes de dejar de pagar la pensión. Además de eso había pedido una modificación de medidas antes de que mi mujer me denunciara.

SI ESTÁS VIVIENDO ESTE TIPO DE SITUACIONES, NO LO DUDES

Confía en Patón & Asociados