ABOGADO MALOS TRATOS

Cuando hablamos de malos tratos solemos referirnos normalmente a aquellos que tienen lugar dentro de la pareja de forma habitual, y que provocan que la víctima viva constantemente atemorizada.

La mujer es la que con más frecuencia es víctima de malos tratos, pero también hay hombres que viven permanentemente con miedo por las reacciones violentas de su mujer. Esta violencia puede ser física o psicológica, y por ello distinguimos entre malos tratos habituales físicos y malos tratos habituales psicológicos.

Los malos tratos habituales son un delito grave en el derecho español, y están claramente diferenciados de los malos tratos ocasionales con una pena muy superior, que puede alcanzar los tres años de prisión.

p6

QUÉ HACER SI…

Cuando alguien sufre malos tratos habituales vive un auténtico infierno personal que casi siempre sobrelleva en silencio. Muchas víctimas de malos tratos tienen vergüenza a contarlo, pero la razón principal de ese silencio suele ser que el maltratador ha alejado a su víctima del entorno que la protegía, familia y amigos.

Por otro lado las víctimas de malos tratos siempre tienen miedo a denunciar porque saben que se van a tener que enfrentar a su maltratador, que es quien les ha enseñado a vivir con miedo.

Afortunadamente en España hay muchos recursos que dan apoyo a todas las víctimas para que puedan salir de la situación en que se encuentran y se animen a dar el paso imprescindible que supone denunciar.

p7

EJEMPLOS DE DELITOS DE MALOS TRATOS

1

Sé que no debería aguantar lo que nos hace mi mujer a mí y a los niños, pero tengo que aguantar porque sé que si pido el divorcio ella tiene las de ganar y le van a dar la custodia de los niños, y por el bien de ellos prefiero seguir sacrificándome yo.

2

Hace tiempo que mi marido me pegó por primera vez. Yo siempre intento que esté todo bien para que él no se enfade, porque cuando se enfada me grita a mí y a los niños y a ellos les pega unas bofetadas tremendas. Cuando les va a pegar me pongo en medio para protegerlos y me pega a mí. No me puedo divorciar porque como lo haga mis hijos estarán solos con él y me da miedo lo que pueda hacerles.

3

Siempre salgo rápido del trabajo porque si me entretengo mi mujer se pone muy nerviosa, es muy celosa y siempre cree que puedo estar con otra. He dejado de ver a mis amigos porque siempre me gritaba y hasta a veces me pegaba, y a mi familia prefiero verla lo menos posible porque odia a mi madre y si voy a verla luego no me deja estar con mis hijos.

SI ESTÁS VIVIENDO ESTE TIPO DE SITUACIONES, NO LO DUDES

Confía en Patón & Asociados