ABOGADO DIVORCIOS

Cuando una persona toma la difícil decisión de poner fin a su relación de pareja sabe que se enfrenta a una situación complicada en que no solo va a tener que enfrentarse con todas las cuestiones emocionales que se derivan, sino también con una serie de cuestiones prácticas que no son de fácil solución.

En particular si la pareja tiene hijos, ambos progenitores tendrán que decidir cómo se comparte la custodia de los niños, qué régimen de visitas se pone, quién se queda a vivir en la casa que hasta ahora ha sido de la pareja, etc. En caso de que los progenitores o sus abogados no sean capaces de ponerse de acuerdo, será necesario que un juez tome la decisión en un procedimiento contencioso.

Pero también hay cuestiones económicas del divorcio que tienen una importancia capital para todas las partes: si hay o no pensión de alimentos, si procede o no pensión compensatoria, quién paga la hipoteca de la casa, etc.

En todo proceso de ruptura de pareja lo más importante es cuidar del bienestar de los hijos, pero no puede olvidarse que difícilmente tendrán los hijos bienestar si uno de los padres queda en una situación económica muy precaria después del divorcio.

Precisamente por el especial cuidado que se ha de tener en la protección de los menores, en España el proceso para la separación de unos padres que no están casados tiene las mismas características que un proceso de divorcio, y recibe el nombre de medidas paterno-filiales.

ESPECIALISTAS EN DIVORCIOS

ESTAMOS ESPECIALIZADOS EN DIVORCIOS

Confía en Patón & Asociados