ABOGADO AGRESIÓN SEXUAL

El delito de agresión es el de mayor gravedad dentro de los delitos sexuales, pues supone tener relaciones sin consentimiento y con uso de fuerza o intimidación suficiente para forzar a la víctima a tener esa relación sexual que no desea. Si en esa relación no consentida existe penetración por vía vaginal, bucal o anal, nos hallaremos ante una violación.

Las penas que lleva aparejadas el delito de agresión sexual son muy duras, acordes a la gravedad del hecho: si no hay penetración las penas pueden llegar a ser hasta de diez años, y si la hay hasta de quince años, igual que un homicidio.

Si nos hallamos ante un delito especialmente repugnante, más aún lo es cuando la violación se lleva a cabo en grupo, lo que popularmente se conoce como “violación en manada”. En este caso las penas pueden llegar a ser muy superiores si se dan una serie de circunstancias.

p6

QUÉ HACER SI…

Si una mujer ha pasado por la traumática situación de sufrir una violación lo que debe hacer de inmediato es ir a un centro de salud o a un hospital para que la examinen y le curen las lesiones que a buen seguro tendrá.

También puede llamar directamente a la policía, que de forma inmediata se encargará de personarse en el lugar en que se encuentre la víctima para acompañarla al hospital.

Los familiares o amigos que estén con la víctima deben hablar cuanto antes con un abogado para que les pueda ayudar desde el primer momento a dar correctamente todos los pasos convenientes ante esta situación, especialmente traumática.

p7

ALGUNOS EJEMPLOS DE AGRESIÓN SEXUAL

1

Ayer mi marido llegó borracho a casa y me propuso tener relaciones sexuales. Yo no quería, y aunque él insistía yo me negué una y otra vez. Pero él se puso violento, me agarró de las manos, me tiró a la cama, me quitó la ropa y me violó. Sí, me violó mi propio marido.

2

Hace tres noches estaba de fiesta con unas amigas y conocimos a un grupo de cuatro chicos. A mí me gustaba uno de ellos y cuando mis amigas se marcharon yo me quedé con ellos. El chico que me gustaba me propuso que nos fuéramos al campo y yo accedí, pero lo que no sabía es que a los cinco minutos aparecerían sus tres amigos, que empezaron a tocarme y a besarme. Me quedé paralizada y asustada, y no pude enfrentarme a ellos de ninguna manera. Todos ellos me violaron.

3

Anoche iba por la calle volviendo a casa y de repente un hombre muy fuerte me tiró al suelo y me violó. Cuando él se marchó yo estaba muy nerviosa, casi histérica, pero pude llamar a la policía, que vino inmediatamente a buscarme y me llevó al hospital, mientras otros agentes consiguieron detener al violador.

SI ESTÁS VIVIENDO ESTE TIPO DE SITUACIONES, NO LO DUDES

Confía en Patón & Asociados