Maltrato a Hombres: Tabú y censura

Home / Blog de Patón & Asociados / Maltrato a Hombres: Tabú y censura

En nuestro blog sobre el Maltrato a Hombres nos hicimos eco el mes pasado de que un interesante proyecto en busca de financiación había visto truncada su iniciativa de crowdfunding tras ser retirado por la plataforma en la que solicitaba a personas interesadas los fondos necesarios para poder llevarse a cabo.

Entendemos que las plataformas de crowdfunding tengan unas políticas determinadas a la hora de aceptar los proyectos que pueden utilizar sus servicios, pero no que una vez aceptado sea retirado sin haber dado demasiadas explicaciones.

El proyecto es un documental dedicado a los hombres maltratados. “Silenciados (Cuando los maltratados son ellos)” es una idea del productor y músico albaceteño Nacho González. Para conseguir los fondos necesarios para su producción, los impulsores insertaron su iniciativa en Verkami, una plataforma de crowdfunding para “creadores independientes, emprendedores, promotores culturales y asociaciones” en donde pueden encontrar “una manera de financiar total o parcialmente sus proyectos con la ayuda y complicidad de su público y comunidad”. En la descripción del proyecto se indicaba la intención de dar visibilidad a una realidad que no la tenía y denunciar, como hemos hecho ya desde Patón & Asociados en numerosas ocasiones, que la Ley Integral contra la Violencia de Género del año 2004 ha creado una situación de desigualdad entre las víctimas de violencia en el hogar únicamente en función de su condición sexual. Los hombres heterosexuales agredidos por sus parejas, así como los homosexuales o las lesbianas ven como sus casos son tipificados como violencia doméstica y cómo las penas a imponer son inferiores y diferentes.

verkami-cancelacion-silenciados

Las críticas de algunos usuarios en otras redes sociales tildando un proyecto aún por hacer de “machista” acabaron con la cancelación del mismo en Verkami. Mientras tanto “Silenciados” sigue intentando recabar apoyos y recursos a través de una cuenta bancaria y su página de Facebook. La plataforma, por su parte, no dio muchas explicaciones y tuvo que enfrentarse a nuevas críticas en las redes sociales por su decisión.

Este hecho sirve para insistir en nuestra reflexión: cuando hablamos de las desigualdades creadas por la Ley de Violencia de Género y de que hay que corregirlas, estamos defendiendo, primero, la aplicación del artículo 14 de la Constitución Española, pero, segundo, y, sobre todo, estamos reclamando un trato igualitario para las víctimas de este tipo de violencia, sin que haya que retirar ninguna de las ayudas o garantías que se establecen en dicha ley. Estamos a favor de que esas cautelas, ayudas y planes para evitar crímenes y proteger a las mujeres se extiendan a TODAS las víctimas.

Existen otros tipos de maltrato que no son los que ejercen los hombres contra las mujeres. No son estadísticamente relevantes (muchas veces por lo complicado que resulta denunciar estos casos por numerosos motivos), en comparación con la lacra que la Ley de 2004 intenta combatir, pero no dejan de estar ahí.

Si hay creadores que quieren dedicar su tiempo y su atención a estas situaciones hemos de evitar al menos que se les censure, sin muchas explicaciones, la posibilidad de que otras personas interesadas por esta realidad puedan apoyar su proyecto. En Patón & Asociados, por lo pronto, seguiremos atendiendo a hombres y miembros de la comunidad LGTB que toman la decisión de enfrentarse al maltrato.